El biodigestor es un tanque cerrado que cuenta con un sistema para el saneamiento del agua, consiste en la descomposición de la materia orgánica o heces fecales que contiene las aguas residuales domésticas.

¿Cómo funciona?

El biodigestor recibe las aguas residuales domésticas, y con ayuda de las bacterias que existen en ellas se inicia un proceso biológico conocido como biogasificación, donde se libera gas metano y dióxido de carbono; lo que genera abono.

¿Por qué debo utilizar biodigestor?

Este aparato es muy útil y práctico para el manejo de desechos orgánicos, sobre todo, en zonas que no cuentan con un sistema de drenaje, y tienen que utilizar fosas sépticas, las cuales requieren de mucha limpieza y mantenimiento.

Con el uso del biodigestor se evitarán enfermedades, malos olores y la presencia de fauna nociva como cucarachas, ratones, moscas e insectos.

Además, el biodigestor se puede utilizar en zonas urbanas que cuenten con sistema de alcantarillado, en este caso, ayudará a evitar obstrucciones y mejora los sistemas de limpieza y filtrado del agua.